Quezaltepeque

Quezaltepeque
Volcan de San Salvador durante la erupción de 1917

jueves, 13 de enero de 2011

Juventud Divino Tesoro.....

JUVENTUD DIVINO TESORO

Rafael Salazar Quezaltepeque, El Salvador, C.A.

Octubre 2008.

PRESENTACION

Descansando sobre una de esas sillas plegables de fresca lona llamadas haraganas en estas tierras, una tarde de naciente verano dirigía mi mirada hacia el reducido espacio de cielo azul celeste tan bello de nuestras latitudes, que se enmarcaba entre el techo de mi casa y la casa del vecino, embebido por las maravillosas filigranas que las negriblancas golondrinas se empecinaban en crear y uno que otro negrusco zanate en destruir; acicateado a la vez por la poca comodidad que me ofrecía aquel mueble que en mis tiempos mozos fue una delicia de acomodo pero que ahora me provoca dolores de espalda no por su estructura física sino por la decadencia de la mía por el efecto de los años, recordé aquellas preciosas palabras atribuidas a una insigne mujer y poetisa que en mis tiempos de estudiante a fuerza de repetir, se quedaron grabadas en mi mente y que bajo una bella forma poética legó a la humanidad una preciosa manera de ver la llegada del otoño en nuestras vidas.

Juventud, divino tesoro que te vas para no volver…..a veces sin querer lloro y a veces lloro sin querer…, para mis adentros pensé ¿quien pudiera cambiarle el sentido a esa verdad tan ineludible?; sueños, éxitos, aventuras, experiencias, golpes, amarguras, desilusiones, amores y sinsabores que pasan a formar una inagotable fuente de reflexiones cuando entramos a esta edad en la que generalmente hacemos un balance de logros y cuyo resultado sin importar su calidad, nostálgicamente nos induce a recitar…Juventud divino tesoro que te fuiste para no volver….?

JUVENTUD DIVINO TESORO…..

Ciertamente no soy escritor, pero pensándolo bien, un día me dije, nada me impide intentar plasmar mis impresiones sobre algunas experiencias que considero interesantes y que podrían ayudar a algún o alguna joven a encontrar sentido a su vida, naturalmente sin pretender alcanzar el éxito de aquellos que han gozado de la bendición divina de ser capaces de transmitir sus ideas en frases atractivas para todo letrado o profano que ponga sus ojos en ellas, pero sí, como un ser humano que quiere seguir generando su propia “leyenda personal”. Ciertamente, todos tenemos una, cada quien a su modo, así le llama Paolo Coehlo en alguno de sus agradables libros, ella me lleva a esperar gozar al menos de la atención de algunas personas jóvenes a las ideas planteadas adelante; cada uno de nosotros a lo largo de nuestra propia historia vivimos tantas experiencias que creo que en el entorno de nuestros vecindarios estas se identifican con las de una buena cantidad de muchachos y muchachitas que podrían encontrar reflejos de las propias en este bosquejo de guía para la meditación.

Posiblemente los lectores y lectoras se pregunten al avanzar en la lectura ¿Pero que importancia cree tener este tipo, para que sus experiencias y sus familiares y amigos, que adelante menciono, sean los protagonistas de mi atención a sus narraciones?, la respuesta, creo conveniente anticipárselas; la importancia es que quien escribe no es una luminaria de las tablas, de la ciencia, de la farándula o del deporte que tienen una leyenda colmada de situaciones increíbles para una persona común como Yo, Tu o como El ó Ella, que aspiramos a hacer algunas cosas especiales, y que ahora en mis años maduros, unos dirían tercera edad y otros dirán viejos años, he llegado a comprender que en el contexto de mi vida personal y con seguridad de la tuya hay tantas personas increíblemente importantes, familiares y amigos cuyas vidas son ejemplos claros de lo que pretendo sean elementos motivadores para que los y las jóvenes comiencen a construir su propia “leyenda personal” y que cada capitulo sea en calidad y trama mucho mejor que todas las de mis relatos juntas, por lo que seria desleal no mencionarlas.

Aclaro que mi único propósito con esta obra es ofrecerle a la sociedad algo de lo que me he servido tanto, las experiencias positivas y los valores de los demás y un enorme gajo de lecturas con sentido, y a los y las jóvenes un mensaje de meditación con una recomendación o consejo a lo mejor no suficientemente comprobado, pero que tienen una validez meritoria como para sugerirles las analicen y saquen conclusiones propias sobre el acierto de estos.

Si logro despertar su interés e inducirlos con estas reflexiones a la acción ahora que tienen ese inapreciable tesoro de la juventud, y si descubren que ella es una fuente inagotable de oportunidades, estaré contento, si, porque Yo habré encontrado ese tesoro tras el que cada uno de nosotros debería andar, como corolario de nuestra leyenda y siguiendo la idea de Coelho, la satisfacción de sentirse satisfecho de uno mismo.

Estoy seguro de que mis experiencias podrían inducirlos a entrar en acción y a realizar esfuerzos para buscar los indicios que Dios pondrá en su camino para encontrar su propio tesoro, ese tesoro con el que Uds, soñaran recurrentemente, y que algunos llamamos grandes metas o propósitos y que nuestros padres nos inculcan frecuentemente con aquellas palabras sencillas “y que vas a ser cuando seas grande, quisiera que fueras algo importante” ; con seguridad serán parte de los elegidos, de los que al final forman parte del grupo selecto de los triunfadores, realizados consigo mismos por haber encontrado ese tesoro que ese sueño recurrente prometía y el cual con cada indicio retomado y esfuerzo realizado fue mostrándose claro y preciso, y al final los convirtió en forjadores de su propia leyenda, satisfechos de que sin importar que en el camino encontrasen más comodidades o incomodidades de las que pudieran haber creído siguieron sin desmayo el camino que les llevó a alcanzar el triunfo, felices de haberse demostrado esa férrea voluntad que solo los triunfadores dominan y seguros de que al atardecer de su vida la misión fué cumplida y dirán “juventud divino tesoro que te fuiste para no volver, pero cuanta felicidad me has dado, que no te he de añorar”.

Pero ¡Ojo!, ¡cuidado!, que no es fácil, con frecuencia confundimos ese tesoro único que nuestro sueño nos ofrece y que nos dará al final de nuestras vidas la satisfacción de sentirnos realizados, con otros falsos “tesoros” que nos inducen a quedarnos disfrutando de las comodidades o beneficios que nos proporcionan pero que en verdad no son nada mas que indicios de que estamos equivocando el camino o que lo encontrado tan solo es un instrumento para realizar nuestro sueño real, ocurre muy frecuentemente con esta falsa percepción que al poco tiempo este falso tesoro se agota y nos causan hastío o desencanto y caemos en la cuenta de nuestra equivocación por el reflejo en una insatisfacción creciente; retomar el camino para reencontrarnos con nuestro verdadero sueño muchas veces puede ser difícil; pero sin importar que en el camino te hayas encontrado con falsas señales, más comodidades o incomodidades de las que puedas haber previsto, nunca te acomodes ni te des por vencido, no desmayes, continua tu camino, recapitula y define nuevamente tu sueño verdadero y persevera para alcanzar lo que este te ofrece; cada vez que avances hacia él sentirás que estas más cerca de la satisfacción y de tu autorrealización; en otras palabras jamás te des por conforme o derrotado con lo logrado, si ello no coincide con lo que tu sueño refleja, si no te sientes realmente satisfecho continua, que tu mismo sentirás cuando lo hayas alcanzado, ese tesoro es inagotable, siempre te satisface, te hace sentir especial mientras con una sonrisa meditas para tus adentros “juventud, divino tesoro”…que siempre vivirás en mi.


RECONOCE LOS INDICIOS, TU TESORO PUEDE ESTAR A TUS PIES.

Pareciera que las tres condiciones referidas anteriormente no se encuentran tan distantes como para no considerar que nuestro camino al triunfo realmente es factible, hablaremos delante de algunos elementos que irán simplificándolo.

En cierto seminario escuche a un famoso disertante suramericano contar la siguiente historia: “Navegando por el río Ganges en uno de mis viajes, el lanchero que me llevaba a un sitio arqueológico me contó una anécdota que me llamó mucho la atención y que siempre la menciono dentro de mis charlas como un ejemplo de las oportunidades que se pierden por no reconocer los indicios que la vida nos pone al alcance de nuestros sentidos, por dejarse llevar por sueños irracionales é inalcanzables o por pereza. El lanchero comenzó así:
-En una nación de África vivió un granjero que se había obsesionado por el sueño de encontrar diamantes, frecuentemente era visitado por un fraile a quien en una de sus visitas le preguntó si el sabia como se podía encontrar diamantes, el fraile le contestó que generalmente los diamantes eran encontrados en riachuelos que bajan de las montañas, de aguas transparentes y arenas blancas; cuando unos meses después el fraile paso nuevamente por la granja se encontró con un nuevo dueño, éste le invitó a pasar y de él supo que el antiguo dueño había vendido la granja para ir a buscar diamantes al lejano oriente, hablaron de muchos tópicos por un largo rato y al levantarse de su silla para marcharse el fraile vió sobre una pequeña repisa polvorienta una piedra cristalina de regular tamaño también semicubierta por el polvo, le pidió al granjero que le dejara verla y luego exclamo,
- ¡caramba!, pero esto es un diamante y que diamante,
- No…, le dijo el granjero sin inmutarse, es una piedra cristalina que yo he encontrado en el riachuelo que baña la granja.
– Pero ésta, es un diamante le replicó el fraile, las conozco muy bien, antes trabaje en una mina.

Efectivamente, era un diamante extraordinario que posteriormente seria famoso con el nombre de Kohinor, uno de los diamantes más grandes del mundo, y la granja, con el tiempo, llegaría a ser La Golconda una de las mas grandes minas de diamantes de África. Del dueño anterior que soñaba con diamantes, nada se supo, según rumores terminó su búsqueda en algún lugar de la India, posiblemente pobre y olvidado.”

Muchas veces nos obsesionamos tanto con los sueños que no vemos los indicios que muchas veces se encuentran en nuestro propio patio sin que nos percatemos de ello, y deambulamos por otros rumbos hasta cansarnos sin encontrarlos. Dentro de Ti, dentro de mí, dentro de cualquier persona,cualquier sitio puede encontrarse la mina de diamantes que nos permita realizar nuestros sueños, pero debemos reconocer los indicios, realizar acciones para encontrarla, explorarla, cultivarla y explotarla.

Deseo contarles otra anécdota que refuerza nuestros conceptos por su simpleza, un hombre tenía una granja de ganado en el estado de Vermount al norte de los Estados Unidos, el hombre se quejaba de que su ganado siempre estaba embarrado a causa de los lodazales negruzcos que abundaban en su granja, un día cansado de esa situación decidió vender su hacienda y se mudo a otro estado sin saberse mas nada de él. Quien compro la granja luego de explorarla se dio a la tarea de investigar cual era el problema de aquellos lodazales y se encontró con la sorpresa de que la causa era petróleo, petróleo que brotaba a flor de tierra y que convirtió a aquel lugar en uno de los campos petroleros más importantes de los Estados Unidos y demás esta decir que al propietario en uno de los grandes magnates del país.


LO QUE DESEES, SI ES RACIONAL Y HACES UN ESFUERZO VEHEMENTE LO PUEDES OBTENER.

Lo que deseas, deséalo con vehemencia, con constancia, sin dudas, deberás definir sus características, condiciones y circunstancias en que las quieres y cada día hacerte la idea mental de que lograrás hacer lo que sea necesario para obtenerlo . Tus deseos siempre que sean realistas, racionales y positivos y si además de desearlos actúas, insistes, luchas para cristalizarlos y los mantienes bien definidos en tu mente se te cumplirán…prueba y lo verás.

La mente es muy poderosa ya lo han dicho muchos, pero la verdadera garantía te la da el saber que tu Dios es el supremo rey del Universo, quien te creo a su semejanza y que como padre esta dispuesto a proveerte todo lo que necesites para tu felicidad si se lo pides con confianza y vehemencia, no obstante tú tienes que hacer tu parte, determina y fíjate las metas que irás cumpliendo para obtener lo que deseas.

En el Quinto año de primaria conocí a Arturo tenía posiblemente la misma edad que Yo, recién había llegado a vivir al pueblo y por cosas del destino nos llevamos muy bien y nos frecuentábamos en nuestras casas; siempre me estaba mostrando fotos o paisajes de otros lugares del mundo y me aseguraba que iría a conocer, a mi me pareció en ese momento que estaba chiflado ya que sus condiciones económicas no daban ni para pensar que podría hacerlo y aunque nunca lo expreso concretamente, aparentemente una de sus primeras metas en ese sentido era aprender el idioma inglés; para ello por la falta de medios para aprender de otra manera se dio a la tarea de escuchar música en ese idioma, la cual interpretaba su contenido traduciendo con un diccionario o yendo al único cine del pueblo a ver películas, que en nuestro tiempo eran subtituladas en español; supe después que aproximadamente a los veinticuatro años Arturo fue contratado por una organización religiosa de ayuda humanitaria, entre otras cosas por su capacidad de hablar Ingles, y posteriormente supe que viajaba en su misión por muchas partes del mundo.

Lo sostengo por experiencia propia, siendo joven, tuve la oportunidad de hacer algunos viajes en avión al exterior, sin embargo no había pasado de los patios vecinos y por plazos cortos, por las características de los mismos me habían parecido cansados y aburridos y no me apetecían mucho, sin embargo en una oportunidad me encontraba viendo un programa de TV, acerca de un concurso de belleza, entre las que se destacaban además de bellas candidatas, escenas maravillosas de una naturaleza atractiva de una isla llamada Margarita en el litoral colombiano de tal modo que se me fijo el deseo de ir a ese sitio y de paso ver personalmente uno de esos concursos, a partir de entonces soñaba que un día lo haría y pedí a Dios tener la oportunidad de hacerlo, unos dos años después fui invitado para realizar un trabajo de consultoría en el mismo lugar, por las misma fecha y casualmente coincidiendo con algunos eventos del concurso anual, unos días después me encontraba en el Hotel donde se realizaban las actividades del evento al que asistía y casualmente algunos de los del concurso, quiero aclarar que aunque las chicas del concurso se encontraban allí, ni Yo tuve el tiempo para verlas, ni ellas se encontraban mucho tiempo en el hotel, pero dentro de las actividades del evento al que yo asistía estaba programada la visita a la Isla que había despertado mi interés cuando inició mi sueño y ahí estuve conociéndola.


EL TIEMPO ES ORO.

El tiempo, recurso mucho mas precioso que la riqueza y la fama y que se agota a cada segundo, transcurre inexorablemente y no se vuelve a recuperar; no hay duda, pero cuando se persigue un sueño, si estas en camino de lograrlo eso no importa, si cada día hemos dado un paso positivo hacia su consecución, ese tiempo pasado en lugar de ser un motivo de lamento es una razón de alegría, de motivación para seguir adelante, de tal modo que cuando se llegue al final del camino no haya llanto, sino gozo, no haya tristeza, sino felicidad, una inmensa satisfacción por haber logrado en la vida aquello que te hace feliz a ti y a todas las personas que tú quieres y te quieren aunque algunas no se encuentren a tu lado, y no haya motivo para suspirar con tristeza mientras murmuras juventud divino tesoro que te vas…., comprenderás entonces que has entendido el lenguaje del mundo y que el mundo fue tuyo para tu bien.

Eso si, no desperdicies tu tiempo en falsas pistas hacia tu tesoro, inviértelo bien, sácale provecho, úsalo y disfrútalo como si fuese el último minuto de tu vida, aprende a valorar lo que es realmente importante y benéfico, y descarta aquello que solo te lleva a envejecer sin beneficio; es posible que hayas conocido la historia de ciertas moscas africanas que viven solo un día; desde que nacen inician un ritual ininterrumpido para lograr perpetuar su especie, esa es su meta, hasta que mueren y así ha sido por siglos y siglos, nuestra vida es mucho más larga por tanto tenemos mucho mas oportunidades de lograr las nuestras; de acuerdo con algunos estudios, la generalidad de las personas usamos únicamente el 15% de nuestra vida en tratar de realizar nuestros sueños, ¿Qué del resto?.


DEFINE TUS METAS Y LUCHA POR ALCANZARLAS.

Deberás tener en consideración que aunque los sueños te permiten tanto como llegar a las estrellas volando con tus propias alas, solo será realizable si tienes un plan y la voluntad de ejecutarlo, establecer las metas que iras cumpliendo y las estrategias para alcanzarlas, sin olvidar que debes hacer consideraciones sobre lo realizable de tu sueño, tu capacidad para realizar cada una de tus metas y la disponibilidad de los recursos necesarios para realizarlas. No te me asustes… solo pretendo recalcar que aún y cuando seas capaz de esbozar un sueño imposible, solo puede ser realizable aquel que te permite aplicar recursos disponibles a tu alcance, ello significa que haciendo un buen esfuerzo puedes disponer de ellos; no podrás realizar un sueño en el que pretendas volar como pájaro, si pretendes realizarlo sin utilizar aditamentos especiales, sin que las reglas de la naturaleza te lo permitan y sin que tengas la voluntad de intentarlo.

Muchos hombres y mujeres caminan por la vida como barco sin timón, sin tener definido un lugar a donde llegar y un rumbo que seguir. Tu, joven soñador, no te vayas a quedar solo con sueños, define el tuyo y atrévete a hacerlo realidad, Dios te ha dado los instrumentos para lograrlo, y en la gente que te rodea puedes encontrar modelos que te permiten comprobar sus realizaciones.

Hay muchos ejemplos también de quienes siguiendo en la vida como barco sin timón se encuentran con enormes dificultades para subsistir y solo gracias a la generosidad de nuestro buen Dios salen adelante.

Antonio, es un ejemplo de ello, vino del pueblo a la capital, gracias a una beca para estudios técnicos de electricidad, por esas cosas del destino y aun y cuando no era torpe para el estudio, lo era en cuanto a sus aspiraciones, de tal modo que terminó tres años de estudio pero no se sometió al proceso de graduación, cerca de los diecisiete años su padre le consiguió un trabajito y con ello continuó estudiando por las noches contaduría; con el trabajo le llegaron sus ingresos propios y aprendió a disfrutarlos relegando a segundo término sus estudios, a lo que saliera, al grado que aunque también los finalizo, no concluyó su proceso de graduación; con la paciencia y bendición siempre del buen Dios y el apoyo de su padre, no obstante no tenia un título, logro obtener un nuevo trabajo, mejores ingresos y naturalmente una mayor diversión, sin embargo continuo estudiando obteniendo el titulo de bachiller que le permitió ingresar a la Universidad y estudiar ciencias en administración, finalizo los estudios pero no termino el proceso de graduación, resultado, no obtuvo un titulo que lo acreditara, a pesar de ello se las arreglo para obtener diferentes trabajos que en algún grado satisficieron sus necesidades pero que no correspondían a ninguna aspiración en particular, no se había fijado metas concretas.

Al entrar al periodo de decadencia de la vida y encontrarse con un mercado de trabajo mas exigente y más competido y condiciones de vida más complejas se dio cuenta del error de no haberlas establecido y concluido. Gracias a Dios que no se olvida de ninguno de sus hijos, sin embargo podría haber sido mucho más satisfactoria su vejes si su barco hubiera tenido un puerto bien definido al cual llegar y si hubiese hecho mayor esfuerzo por definir cada una de sus metas.

La vida generosamente nos presenta momentos dulces de relativa abundancia y bienestar, que nos invitan a vivir en un disfrute eterno, pero cuidado estos pueden ser efímeros si no contribuyen a positivamente al encuentro con tu sueño, no nos olvidemos que esta vida puede ser corta o larga y presenta tantas situaciones distintas que puede parecernos muy ingrata si no estamos preparados para enfrentarla. A Ti, muchacho, muchacha te invito a disfrutarla, pero para ello prepárate, esfuérzate, fíjate metas, alcánzalas y gózalas, pero no olvides encadenarlas a tu objetivo final.

Una ultima recomendación para ti es nunca dejes a medias tus tareas, lo que te propusiste un día, termínalo no importa lo que cueste, así no tendrás motivo de lamentación por no hacerlo, ni duda de si pudiste hacerlo.

TU AUTOESTIMA CULTIVALA

Muchas veces las barreras para conseguir una meta no son producto o no se encuentran dentro de nuestro entorno, sino dentro de nosotros mismos de nuestra mente, son como pequeños candaditos que agarran llave cuando intentamos realizar una tarea que nos parece compleja o que nos llevara a incurrir en algunos sacrificios.

En el mundo actual existen tantos elementos a nuestro alrededor que nos inducen a desestimar nuestras capacidades que cada vez es más frecuente encontrar jovencitos y jovencitas conformándose con niveles de vida de subsistencia que perduran hasta el fin de su vida, sufriendo toda clase de vejámenes, de limitaciones y naturalmente insatisfacciones.

Pero a diario conocemos casos, nos los presentan los medios informativos o nos los refieren nuestros conocidos, de personas que a pesar de grandes limitaciones físicas, económicas, sociales o de otras naturalezas han superado su estatus y han realizado sus sueños en su beneficio y en el de sus sociedades. ¿Cuál ha sido su factor de éxito?.

A mis trece años me vine a la capital pues mi padre me había conseguido una beca del Ministerio de trabajo, que se otorgaba a estudiantes de bajos recursos, para estudiar en aquel entonces en el Instituto Técnico Industrial, tuve la suerte de conocer entre otros a un compañero particularmente extraordinario por su alto espíritu de lucha y autoestima.

Carlos más o menos tenia mi misma edad, y estudiábamos el mismo curso, el provenía al igual que Yo del interior del país y vivía con una tía a quien le guardaba mucho respeto, de sus padres no supe mucho. Siendo un niño había padecido la tristemente famosa enfermedad de la parálisis infantil que le había dejado incapacitado de ambas piernas, de tal modo que dos prótesis y un bastón le permitían movilizarse con bastante dificultad, no obstante ello participaba con mucha gallardía en los “mascones” y jolgorios que organizábamos y frecuentemente era objeto de las risas de los compañeros al sufrir los embates de su atrevimiento, además de ser muy comunicativo. En cierta oportunidad y en ocasión de celebrarse un encuentro deportivo contra otra institución educativa, salíamos del estadio eufóricos con el gane de nuestro equipo cuando nos vimos enfrentados por barras del equipo perdedor, volaron tetuntes, puñetazos, los cinturones zumbaban alrededor y Carlos de espaldas a una puerta blandía en su mano izquierda el cinturón y en la mano derecha el bastón, terminado el refuego y habiéndose retirado los atacantes ante el embate de nuestras fuerzas, preguntábamos a Carlos, ¬-¿pero porque no te fuiste para el estadio Carlos?,
-Achís, no me fui porque si me movía se me caía el pantalón, que no ven que me había quitado el cincho que me lo sostiene, además estos “pendencieros” no me iban a agarrar chiche. Carlos al salir del Instituto trabajo en un taller de reparación de electrodomésticos y continuó estudiando leyes, ahora es buen abogado y juez de nuestro sistema judicial.

Quizá ustedes ya descubrieron ese factor de éxito, efectivamente la autoestima. Todos los seres humanos fuimos creados a semejanza de Dios y tenemos las mismas capacidades y las mismas oportunidades y aunque en ocasiones algunas de estas capacidades pueden sufrir alguna merma funcional generalmente nuestra naturaleza nos recompensa la pérdida con otra habilidad.

El dilema se presenta cuando nuestra pérdida de capacidades es una cuestión mental, de voluntad, cuando somos nosotros mismos quienes nos imponemos las barreras, cuando por no incomodarnos nos ponemos limitaciones, cuando por no arriesgarnos inventamos una excusa.

Cuando Dios nuestro creador nos heredó su aliento divino, nos dijo: les doy todo para que puedan vivir felices, en abundancia, para que puedan obtener lo que quieran, para que puedan ir a donde quieran, hasta a las estrellas; en otras palabras Uds. pueden hacer lo que quieran, lograr lo que quieran, tienen las capacidades y tienen el permiso divino.

Entonces porque a diario nos encontramos con jóvenes y jovencitas que no creen en sus propias capacidades, que se niegan a realizar intentos, que se conforman con su condición actual, que siempre encuentran justificaciones para no emprender nuevos retos, que prefieren el ocio y lo fácil a probarse a si mismos que son capaces.

Cultiva tu autoestima, no deseches esas bendiciones de que gozas, algunos te pueden prohibirte algunas cosas pero no pueden limitar tus capacidades, ellas están allí dentro de ti, esperando que hagas uso de ellas para tu beneficio, nadie te puede negar algo a lo que tienes derecho por naturaleza, ni tu perfil físico, ni tu estatura o color de piel, ni ninguna de tus cualidades están escritas en piedra para limitarte, Tú eres único, única y jamás nadie tendrá un parámetro con el cual desvalorarte, ¿Por qué tendrías que hacerlo Tú?.


PERSEVERA, JAMAS TE DES POR VENCIDO.

Carlos, es originario de Chirilagua, un caserío en el oriente de mi país, lugar que no aparecía en los mapas y al que difícilmente se llegaba, en el tiempo de mi relato, por cualquier otro medio que no fuera caminando, en burro o en un cuatro por cuatro. Su manera de hablar mostraba su origen humilde y más su comportamiento respetuoso y trato amable, era un estudiante dedicado y muy dado a ayudar a los demás. Un día, al comienzo de nuestra estancia en el instituto se organizó un partido de fútbol entre grados y en un momento minado Carlos fue llamado para integrarse al juego, se arremangó los pantalones, se quito sus zapatos, unas botas del tipo montero y entro en la cancha, las risas despertadas al verlo entrar remangado y descalzo se volvieron aplausos cuando dejó ir el primer patadón que terminó con la pelota en el fondo de la portería, -en chirilagua se jugaba sobre el pedrero y los zapatos no aguantaban, así que se hacia “chuña”- comentó el posteriormente. Al salir del Instituto trabajo un tiempo en talleres de reparación de radios lo cual no le ofrecía muchas perspectivas por lo que se colocó como vendedor de textiles, en esta profesión conoció a su esposa, dueña de una tiendita de telas, con quien con el tiempo lograron montar un almacén muy reconocido en el comercio nacional que le produjo grandes beneficios.

LA SOBERBIA UN ABISMO EN EL CAMINO DE TU SUEÑO.

La historia de la humanidad refleja incontables eventos relacionados con personajes que en un momento determinado de sus vidas y sobre la base de riquezas acumuladas e influencias alcanzadas han creído que su naturaleza es superior a la de nuestro creador y con derroche de soberbia han pretendido estar sobre todas las personas y sobre Dios mismo y ocurre que aún y cuando sus imperios han alcanzado dimensiones vastas, riquezas incontables y notoriedad increíble, sus creadores e impulsores no han disfrutado de ellos más que cualquiera otra persona normal y muchas veces menos, si en la practica cotidiana de su vida ha prevalecido la soberbia por sobre la humildad, el respeto y amor hacia los demás y la solidaridad y viven toda su vida atribulados por su conciencia y el temor, sin encontrar un oasis que les de tranquilidad.

Ejemplos de este tipo de personajes abundan en la historia como emperadores, tiranos, magnates, artistas, delincuentes pero ninguno es recordado con amor y respeto, ni crece su obra ni su imagen; contrario a ello, podemos encontrar como con humildad, con amor y bondad nuestro señor Jesucristo después de 2000 años, mantiene vigente su obra, su misión, sus opciones y sus conceptos siguen expandiéndose dentro de la humanidad al igual que los de otras personas como Ghandi, Madre Teresa de Calcuta, Fray Martín de Porres, Don Bosco, Teresa Lang y otros.

Por tanto insisto, no importa tus cualidades, capacidades y éxitos jamás debes creer que tú lo eres todo; no obstante debes tener confianza en ti, cuidado, no te envanezcas, que la soberbia no domine tus actuaciones, jamás creas que lo puedes todo, porque aunque todo lo tengas, salud, dinero, poder, no siempre te servirán para sentirte satisfecho de ti mismo, si no entiendes que El te ha dado los indicios para que los obtengas, si te olvidas de sus reglas, de tu amor hacia El y hacia las demás personas serás como río en el desierto, algunos días tus aguas se reflejarán hasta el cielo pero otros serán como remedos del infierno; lejos de eso cuanto más tengas, muéstrate más humilde y solidario ante los demás y ellos te lo reconocerán y realmente serás y te sentirás mejor.

Por origen natural todos somos iguales, posiblemente con muchas diferencias físicas, biológicas y de capacidad pero en esencia con alma, sentimientos, pensamientos, espiritualidad y amor; en nuestro desarrollo cada una de ellas van tomando diferentes aspectos, dimensiones e intensidad y de alguna manera incidiendo para que obtengamos mayor capacidad para obtener lo que deseamos, sin embargo, si tus cualidades están por sobre los demás que ello no te lleve a olvidar esa semejanza original y te haga pavonearte ante el desvalido, lejos de ello, si puedes darle una manita a quien lo necesite hazlo y verás como se te multiplican esas capacidades.

LA EXCUSITIS UN MAL DE JOVENES Y VIEJOS.

Leí en un libro muy interesante la siguiente anécdota: A un buen rey al que le encantaban las aves, otro monarca vecino, un día le regalo un par de estas aves, el rey muy agradecido inmediatamente mando llamar a sus entrenadores y se las entrego para su cuido, a la semana siguiente el rey vio como uno de sus halcones volaba majestuoso sobre sus jardines pero el otro se mantenía en su rama, después de un mes la situación continuaba igual y mando llamar a su visir para conocer del problema, enterado de que habían sido vanos los esfuerzos de los entrenadores por lograr un cambio, le instruyo para que mandara a llamar a un agricultor reconocido por su amplio conocimiento y le pidiera buscar la solución, la mañana siguiente a la llegada del agricultor, el rey al asomar a los jardines se encontró con la sorpresa de que ambas aves volaban elegantemente, llamo al agricultor y le preguntó como lo había logrado, el agricultor le respondió – pues… corte la rama en donde se posaba.

Dicen que si editáramos una lista de excusas seria mucho mas grande que cualquier diccionario, las hay a montones porque muchas personas, a cada instante, están inventando una para justificarle a su conciencia el no haber hecho algo, pareciera que la conciencia como que tiene más poder que lo que podamos imaginarnos, y al igual que al halcón de nuestro cuento nos ata a ramas de las cuales no podemos separarnos y muchas veces ciertamente en forma circunstancial nos cortan la rama y comenzamos a volar y a alcanzar lo que antes solo ansiábamos¿ no lo creen así.?

Nunca busques excusas para no emprender o hacer algo, las excusas solo limitan tus capacidades, son barreras mentales que te obstaculizan su uso y te limitan los pasos para lograr esa condición de identidad con nuestro creador supremo.

Arthur Bernard Schaw, motivador ingles de gran reconocimiento cuenta la anécdota que nos da un ejemplo de que cuando se quiere no existen las excusas. En una de sus estadías en Londres y como era costumbre hacia recorridos por la campiña inglesa en compañía de sus nietos; en esta oportunidad decidieron hacer una caminata a una colina cercana, el inicio de la jornada fue como de costumbre muy divertida y festiva pero en la medida en que la distancia y la dificultad se hizo latente, el menor de los chicos, de escasos seis años, en un momento redujo su locuacidad y empezó a rezagarse, su abuelo le pregunto si se sentía cansado y si quería que lo cargaran, a lo que el niño replico…mis pies están cansados, pero Yo… no, sigamos abuelo.

Muchas veces no alcanzamos nuestras metas porque en el camino se nos cansan los pies y encontramos una gran cantidad de razones para no seguir; el éxito siempre esta al alcance de nosotros pero para alcanzarlo debemos vencer el dolor de los pies y fortalecer nuestra alma de conquistadores, esa pureza de alma que nos hace conquistar lo inimaginable, ese creer en nosotros mismos y que nos acerca más a esa prometida condición de divinidad.

Por las condiciones económicas difíciles que vivió mi padre siempre busco la manera de que cada uno tuviera una alternativa para lograr obtener un título académico que le sirviera de base para su realización futura, durante esa época la alternativa más a la mano para un padre del interior del país, era que su hijo(a) obtuviera un título de profesor o uno de contaduría, y mucho más accesible económicamente era la primera opción porque generalmente se podría obtener una beca en una de las Escuelas normales del país; al terminar el noveno año de estudios mi padre gestiono una beca para Alfredo en una Escuela normal rural, este tubo que trasladarse hacia otra población y al finalizar sus estudios obtuvo su título de profesor rural; ante las escasas posibilidades de obtener un trabajo digno y mejor remunerado que le posibilitara continuar estudiando, consiguió un trabajo en la capital, en una unidad de salud y comenzó por la noche estudios de Medicina, lo que significó un sacrificio enorme en términos de tiempo, dinero y traslados diarios, ya que tenia que viajar diariamente al pueblo, no obstante, ello no impidió que consolidara su matrimonio con su primer hijo; en esa condición y con la ayuda solidaria de su esposa y la familia paso algo más de 10 años antes de obtener su titulo de médico mientras fortalecía su capacidad de padre con dos hijos más, cada uno de los cuales han sabido valorar su sacrificio y acompañar sus pasos.

Pareciera simple lograr este tipo de éxito, pero si consideramos las condiciones limitantes en que se ha logrado, es otro el canto del gallo, lo importante es tener esa ambición sana de superar tu actual condición para el beneficio futuro de tu familia en primer lugar y de ti mismo en segundo y poner esos logros al servicio de la colectividad como lo ha hecho Alfredo. No se le cansaron los pies ni en el desempeño de su trabajo como inspector de salud, ni en la viajadera diaria del pueblo a la capital, ni en los desvelos para lograr pasar los exámenes, ni tampoco en la desvelada al pie de la cama cuando sus hijos estuvieron enfermos.


NO HAY LIMITES, LAS FRONTERAS TE LAS PONES TU.

Sin duda alguna, para muchos alcanzar los sueños es una tarea imposible, y no porque no haya un tesoro esperándole, sino porque constantemente están inventando valladares para justificar su desidia.

Julio Cesar nació dentro de una familia pobre en una población del interior y desde su nacimiento mostró características en sus ojos que en un ambiente con mas comodidades quizá hubiera permitido subsanar las inhabilidades visuales que mas tarde le llevarían a perder casi su visión total, a pesar de los esfuerzos de sus padres para aliviar sus limitaciones visuales, el glaucoma no detectado en su niñez cobro su cuota en su juventud, no obstante hizo sus estudios hasta llegar a la universidad, sin contar con que se tubo que trasladar a la capital, le determinaron una especie de hipoglicemia y otras cosas, ya siendo un joven comenzó a trabajar pero sus limitaciones visuales le imposibilitaron incorporarse a una vida productiva normal; las mismas le obligaron a asistir a una escuela para ciegos donde se incorporó a una asociación desde la cual juntamente con otro grupo de agremiados inicio una lucha por mejorar las condiciones de subsistencia para las clases de personas con discapacidades a nivel nacional y luego regional, actualmente desarrolla estas actividades mas ampliamente y pasos importantes se han dado con su intervención para visibilizar la problemática de esta numerosa población, acciones que van desde planificar, administrar, dar información, dictar conferencias, participar en organismos nacionales e internacionales relacionados con las personas que representa y naturalmente atender su hogar constituido con otra persona discapacitada visual y a sus dos pequeños hijos no significan valladares cuando se trata de lograr los objetivos previstos.

Si tu lo conocieras no creerías las actividades que tiene la capacidad de realizar, dada su menuda complexión, su sencilla presencia y el ambiente tan poco favorable para personas con discapacidades en el país.

Pero para julio Cesar no hay barreras ni limitantes, hay tantas cosas que hacer que ni siquiera sus limitaciones físicas existen, porque persigue un sueño que le permitirá recitar…”Juventud divino tesoro…..que te vas… pero como te he vivido”.

AMA A TU PROJIMO COMO A TI MISMO

Existe una Ley contundente que de manera generalizada se expresa de diferentes maneras como: todo lo que haces tiene una contrapartida, “si haces el bien cosechas bien, si siembras cosas buenas cosechas cosas buenas, si siembras tempestades cosecharas tempestades” y muchas expresiones más que de momento no se me vienen a la mente a causa de la tanatada de años, pero que llevan a la misma conclusión; vivimos en una balanza en donde con nuestras actuaciones y manera de ser, acumulamos bendiciones por un lado que en el momento más oportuno nos sacaran de tribulaciones, y por otro acumulamos pesares que en su momento nos vendrán a borrar las alegrías más intensas, y no quiero que esto suene como oscuras premoniciones o como actitudes negativas y obscuras que induzcan a pensar que la vida no es bella, con todo, y debido a que el ser humano fue creado a semejanza de Dios, hasta el más egoísta, como Yo, tiene un saldo positivo favorable que le permite inclinar la balanza hacia el lado de la felicidad y desear vivirla plenamente; no obstante, como ves esta balanza puedes inclinarla a tu favor, para ello solo requieres un corazón noble que te permita creer en los demás, que te deje confiar en ellos no obstante los traspiés que a veces se sufren con algunos, y que te inspire a querer y demostrarles tu amor por sobre otras cosas.


SI SIEMBRAS COSAS BUENAS, COSAS BUENAS COSECHARAS.

Ricardo da una muestra fehaciente del significado de esta verdad; dentro de una familia tan grande como la nuestra, once hermanos y hermanas gracias a Dios, y cada quien con cualidades que valdría la pena destacar y sin duda alguna con distintos caracteres y actitudes, no obstante las diferencias, crecimos dentro del marco de respeto, tolerancia hacia los demás y empeño y esfuerzo para lograr nuestras metas, algunos de ellos gracias a su mejor esfuerzo y a su capacidad han podido capitalizar no solo una aceptable solvencia económica sino algo mucho más importante: una excelente cosecha de respeto y aceptación social resultado de una buena siembra. El es un ejemplo muy claro de ello. Desde muy niño dio muestras de mayor tolerancia y paciencia y empeño para emprender algunas cosas, recién obtuvo su titulo de Contador publico en una institución de educación publica, sorpresivamente hizo maletas y se fue para la ciudad de México, cerca de cinco años después de la misma manera regreso, comenzó a trabajar y continuo sus estudios universitarios hasta obtener dos títulos adicionales, sin apartarse de sus características especiales de humildad, respeto y generosidad hacia los demás, cualidades que con el tiempo le han retornado en una cosecha de excelentes bendiciones en varios campos; reconozco que en lo que a mi respecta con una conciencia mas materialista y egoísta, al principio, veía con cierto recelo su disposición a ayudar a quien lo necesitaba sin mediar medidas que le garantizaran que las personas corresponderían a su confianza y que no le causarían ningún daño o que recuperaría los bienes confiados, lo que a el no le importaba, lo vi dar trabajo a personas que no conocía y confiarles bienes en sus negocios sin mediar ni siquiera contrato, dar oportunidades de trabajo de diverso tipo dentro de su hogar o su negocio solo asumiendo la honestidad de las personas sin el más mínimo asomo de desconfianza, y ayudando tanto a familiares como a personas simplemente conocidas, hasta que he entendido que aun y cuando nos encontramos con algunos ingratos en el camino, la mayor parte de la gente te respeta y te lo agradece siempre que abres tu corazón y confías en ellas y cuando menos lo esperas te corresponde a veces con creces. Al final las bendiciones son mayores que los males recibidos. Ricardo a manera de compensación siempre ha estado en el pensamiento de quienes han recibido su apoyo y en los momentos menos esperados le han compensado con esas actitudes que son más importantes que las cosas, el reconocimiento a su nobleza de corazón.

HAZ BIEN SIN MIRAR A QUIEN.

Un buen día mi compañera L. Elena, enfermera de profesión y ahora retirada, me acompaño al consultorio del Seguro Social a pasar una consulta con el Cardiólogo, después de que Yo hubiera sufrido unos infartos al corazón, como era usual cada vez que iba con ella, recibíamos saludos efusivos de toda clase de ex compañeros(as) de ella, desde personal de servicio hasta médicos y médicas, se había jubilado desde hacia aproximadamente siete años luego de recibir la medalla al merito; yo estaba acostumbrado a este tipo de manifestaciones de afecto, a las invitaciones a las fiestas del gremio, a los regalitos de pacientes, mucho más cuando aun trabajaba, pero me sorprendió tremendamente cuando una paciente mayor que se encontraba en espera de cita se le acercó y con un efusivo Niña, empezó a buscar en su bolsa y saco un regalo que le entrego diciéndole -he estado viniendo con la esperanza de verla para agradecerle sus amabilidades cuando trabajó aquí-; confirmándome el porque era recibida efusivamente por compañeros de ella y de sus ex pacientes, y como era que, aun no trabajando en la institución siempre había una manera de ayudar a quien se lo pidiera a través de sus conocidos(as), sin duda alguna ello refleja la nobleza de corazón con que muchas personas actúan en su vida, mostrando interés genuino, mostrando simpatía por todo el mundo sin importar su condición, dando de si todo lo humanamente posible para ayudar a los demás, en el caso de L. Elena ello ha significado seguir recibiendo la satisfacción del reconocimiento a su nobleza por mucha gente y, el reflejo de ésta en las personas que reconocen su labor.


RESPETA A TU MADRE Y A TU PADRE Y GOZARAS DEL MISMO PRIVILEGIO.

Parte del éxito en tu camino a forjar esa leyenda personal y el encuentro del tesoro que se presenta en tu recurrente sueño, es precisamente cumplir con las recomendaciones de nuestro creador, respeta a tu madre y a tu padre, porque en ello cumples con el precepto de respetar al padre universal y a nuestra madre espiritual.

Pero hay una razón más inmediata y objetiva que se fundamente en lo cotidiano, la ley de la compensación, todo lo que hagas tiene una contrapartida en sentido contrario a lo hecho, para ponerla más clara les voy a narrar mi propia experiencia: por razones del destino y frente a la apuesta de mi padre de que todos sus hijos estudiáramos, haciendo malabares económicos de su parte y con el apoyo de una de sus hermanas me vine a la capital a estudiar con una beca, tenia trece años y comencé a vivir una adolescencia alejado periódicamente de mi hogar, de tal manera que con el transcurrir de los años me volví materialista, egoísta y prepotente hasta con mis hermanos, y más adelante cuando empecé a trabajar me olvide de los sacrificios de quienes me habían apoyado, mis padres y mi hermana mayor, mientras me daba una vida disipada y de gustos, continuando así hasta que hice mi familia y me fui a vivir definitivamente a la capital, no obstante ya en la condición familiar me separe de la vida disipada que llevaba, y aunque visitaba a mis padres nunca me preocupe por las condiciones de vida de ellos y de una de mis hermanas en estado de invalides, ni siquiera adquirí conciencia de sus condiciones de salud y necesidades de apoyo de toda naturaleza hasta el día que murió mi padre y mi hermana; y aquí es donde se pagan las facturas, en tu vejez afloran las mismas enfermedades, padecimientos y limitaciones que no reconociste en quienes te necesitaron, con toda la intensidad con que las sufrieron y quizás un poco más y tomas conciencia en pellejo propio del sufrimiento, impotencia y dolor que no reconociste y de la falta de bondad al no indagar sobre su estado; aparecen las mismas indiferencias en tus hijos para contigo, las inconveniencias de las carencias, incapacidades y frustraciones que acumulas en tu interior sin tener con quien disiparlas o siquiera comentarlas y te das cuenta de tu error; si así irrespetas a tus padres y congéneres que será con respecto a nuestro padre celestial, si lo piensas, entonces la contrapartida realmente puede ser mucho más dolorosa y estará por llegar.

Todo lo anterior es algo de lo que nosotros podemos hacer y estamos en la capacidad de hacerlo, todo es cuestión de querer y poner manos a la obra, tu sueño espera pero no olvides que:


DIOS NUESTRO GRAN GUIA.

Nada somos si nuestro Dios no nos lo permite; Dios único, eterno, universal, creador y dador de vida, omnipotente y omnipresente. El es nuestro guía, el alma del mundo, está conmigo, contigo, con ellos, con nosotros, en todo momento, en todo sitio, en cualquier situación, sin importar tu religión, tu condición, tu sexo o tu manera de ver las cosas, y nada se mueve si El no esta de acuerdo, El establece las leyes del universo, de la convivencia humana, de la relación entre seres vivos y las cosas, de la vida y de la muerte, dentro de un marco de amor, comprensión equidad, justicia, oportunidad y sabiduría.

Dios nos creo a su semejanza, y lo hizo porque consideró que éramos lo más perfecto de su creación y no nos negó nada, nos dio su grandeza, su “inmortalidad”, su sabiduría, su capacidad creativa y su aliento divino; no obstante a veces no nos damos cuenta de ello y nos perdemos en la búsqueda de cosas materiales o de poca importancia y nos olvidamos de la grandeza y lo sublime de amarnos y amar a los demás como a nosotros mismos y amarle a El por sobre todas las cosas.

Al respecto les cuento una leyenda hindú que a lo mejor más de alguna o alguno de mis lectores habrá escuchado. Refiere una leyenda oriental que en la etapa final de la creación, estando reunido El dios Rama, creador del universo según la cosmología Hindú, con su sequito de arquitectos del universo, y luego de haberlo creado todo, moldeado a su semejanza al hombre y haberle dotado de todas las facultades para ser el elemento más importante de ella, frente a la insistencia del resto del grupo para que lo enviara a la tierra, los contuvo y les dijo:

-Un momento, el hombre es lo más grande de mi creación, no puede ser que lo enviemos así, así como a todos los demás seres, si lo hice a mi semejanza, deberá tener mi aliento divino, para que viva feliz y pueda lograr todo lo que quiera, se sienta agradecido conmigo, y cuando lo desee pueda venir a habitar aquí a mi reino.
-Pero… Señor, le dijo uno de sus colaboradores, eso sería peligroso, porque aun no sabes como se comportará, y hasta podría intentar derrocarte.
-Cierto, le dijo Rama, por ello ese aliento divino tendremos que ponerlo a su alcance pero no todos podrán disfrutarlo.
-Entonces podríamos ponerlo en el fondo del mar, dijo otro de sus súbditos.
-Un día el hombre conquistará el fondo del mar y lo encontrará, replico Rama.
-Coloquémoslo entonces en la cima de la montaña más alta, dijo otro.
¬-No dijo Rama, también conquistará todas las montañas y podrá fácilmente tomarlo.
-Pues, entonces pongámoslo allá en las estrellas, dijo otro.
-Pronto el hombre conquistará todo el universo y un día viajará entre las estrellas y lo obtendrá, volvió a replicar Rama.
Después de escuchar varias opiniones, hizo una pausa y llevándose dos dedos de su mano a los labios dijo:
-Ya se…, lo pondremos dentro del hombre mismo.
-¿Dentro de si mismo?, replicaron todos al unísono.
-Si dijo Rama, dentro de él mismo, para que solo los hombres de alma pura, corazón noble y conciencia limpia puedan encontrarlo.

Así, de conformidad con la creencia Hindú al igual que en casi todas las demás religiones antiguas, el hombre dentro de si mismo posee la llave para alcanzar todo lo que desee incluyendo la felicidad y la vida eterna. Sin embargo ello implica cumplir con ciertos requisitos, que si tú los analizas, no son inalcanzables, más bien forman parte de ti, como animalitos salvajes a los que hay que domar y poner a tu servicio. Si tienes paciencia y sigues leyendo irás descubriendo como podrías lograr esto.


UN ALMA PURA

El concepto de pureza se fundamenta en el hecho de que en su naturaleza un algo no debe tener impurezas, manchas, elementos discordantes que modifiquen su esencia; el diamante perfecto no tiene impurezas, brilla en toda su intensidad sin paralelo alguno.

Este concepto dentro de la idea que pretendo transmitirles quiero soportarlo con algunas experiencias que me parece le dan claridad a lo que pretendo hacerles entender; no obstante existen muchos ejemplos recientes de personas con esta cualidad entre las que podemos mencionar al profeta Mahoma de la religión Hinduista, Fray Martín de Pórres, San Francisco de Asís, Sor Juana Inés de la Cruz, Madre Teresa de Calcuta y muchas más, que aunque grandes en si mismos no alcanzaron la dimensión de nuestro señor Jesús, ya que sin importar el inmenso poder de que era poseedor fue defensor de su amor a la humanidad y a nuestro Dios creador quien le dio la misión de sufrir y morir por la redención de los pecadores y establecer el amor como fundamento de la relación entre humanos, por quienes sufrió y padeció los escarnios mas crueles sin alzar ni siquiera una mano en su defensa cuando hubiera podido destruir fácilmente a sus ofensores.

Jamás existió un hombre con alma tan pura como nuestro señor Jesucristo y de la lectura de las Santas Escrituras ustedes pueden sacar conclusiones sobre la valides de mi afirmación, su alma permaneció inquebrantable frente a las más atrayentes tentaciones y no cedió ante el dolor propio y el de su madre y aun ante la muerte; su alma se mantuvo inmaculada para escarnio de sus detractores y ejemplo de sus seguidores; en los tiempos actuales podemos darnos cuenta de que existe muchos movimientos tendientes a cuestionar y restar importancia a su figura, a pesar de que existen muchas conjeturas que tratan de desvirtuar esta cualidad, después de dos mil años y a pesar de lo avanzado de la ciencia y la amplitud de la comunicación nadie ha encontrado la forma de manchar su imagen, un ser totalmente fiel a su fé, entregado a su misión y creyente de su origen y naturaleza, y en ningún momento se han visto siquiera opacadas por situaciones, posibilidades, análisis, estudios ni teorías y con el tiempo su imagen, virtudes y pureza crecen así como nuestra fé en El, de tal modo que continua siendo el más importante hombre de todos los tiempos en nuestro mundo.


NOBLEZA DE CORAZON.

El concepto de nobleza de manera simple lo podemos expresar de varias formas entre las cuales podemos enunciar: amar a los demás como a ti mismo, no desear a otro lo que no quieras para ti, ponerse en los zapatos del otro, hacer el bien sin mirar a quien, que la soberbia no ensombrezca tu bondad, etc.

En la vida real no encontrarás nobleza en tu corazón si tu espíritu no alcanza la grandeza que genera el conocerte a ti mismo, creer en ti y reconocer que no eres nada si tu alma no esta alimentada por la convicción de que hay un Dios supremo creador que establece las reglas de la convivencia y de la permanencia de las personas y las cosas y que jamás deberás considerarte por sobre El y sus reglas, y que tu vida solo tiene valor en la medida en que las personas que te rodean le den esa validez.

No hay ejemplo más evidente de esta cualidad que la naturaleza de nuestra madre y para apoyar esta afirmación les narro a grandes rasgos una de muchas anécdotas al respecto, esta es bastante conocida y data de la época de los grandes reyes en este caso de la del rey Salomón en el Oriente medio, refiere, la anécdota, que este rey impartía la ley en su reino en forma directa y pública con un alto grado de equidad y justicia y ante el concurrían las personas que tenían litigios de toda naturaleza para que el resolviera, lo que le dio la fama de muy justo; un día ante él, se presentaron dos mujeres que se diputaban la maternidad de un pequeño y cada una exponía sus argumentos a favor de que le entregaran la custodia del niño, ante la imposibilidad de resolver en base a estos argumentos, el rey dio su fallo de la siguiente manera: el niño debería ser partido en dos y entregado a cada madre una porción, ante tal fallo inmediatamente una de las disputantes dijo que estaba de acuerdo, mientras la otra con lágrimas en los ojos le dijo: _no mi rey, entréguele el niño a ella…, de inmediato ante esa nobleza de corazón el rey reconoció a la verdadera madre, le hizo entrega de su hijo y en cuanto a la otra indudablemente fue aprendida y le dio su castigo.

Ese espíritu de sacrificio por sus hijos, tan evidente en las madres, es una de las formas en que el ser humano demuestra la nobleza de su corazón, innumerables casos en los que una persona ha sido capaz de sacrificar hasta su vida por ayudar a los demás son tan frecuentes que podría llenar paginas con ellos, solo les narraré uno más porque atañe a mi misma vida.

Por circunstancias que desconozco mis padres biológicos se separaron y luego de algunas peripecias y como al año de vida y en condiciones de salud muy precarias mi padre me llevo junto a mi hermana de tres años, a vivir al hogar que recién conformaba con quien a partir de entonces me cuidó, me curó y se convirtió en mi madre, a pesar de que en esos días ella había dado a luz a su primera hija con mi padre, nos atendió a mi y a mi hermana mayor solícitamente aun en desmedro de la atención a su propia hija; no se porqué y en que circunstancias comencé a llamarle por su nombre y no mamá; no obstante mis nuevos hermanos y hermanas, al final fueron diez en total y tan próximos en edades a nosotros, ella siempre fue quizás, mucho más atenta y cuidadosa conmigo y con mi hermana, y de no haber sido por la infidencia de algunas familiares de mi padre quizá nunca me hubiera dado cuenta de la verdad.

Ello me permite ahora reconocer lo que la nobleza de corazón puede hacer posible; como dije, éramos dos que con el tiempo nos sumamos a diez, entonces hicimos una docena de hermanos y hermanas que gracias a ella, a mi padre y a Dios seguimos estando unidos aquí como posiblemente lo estaremos en su reino. Pero hay algunas cosas aún que destacar de ella, no solo la dedicación para con todos sus hijos, incluyéndonos, sino su espíritu de sacrificio que significo con el tiempo también un mayor sacrifico para su primera hija; en tiempos económicamente difíciles para mi padre le apoyo haciendo y vendiendo tortillas, dulces y jaleas e idear la mejor manera de distribuir los limitados recursos en los alimentos y gastos del hogar e imaginarse las formas de mantener a la creciente familia en condiciones de salud aceptables, pese a las limitaciones en nuestro hogar siempre estuvo en disposición a apoyar a mi padre para ayudar a algunos familiares, jóvenes que llegaron a estudiar a nuestra población desde lugares más lejanos, otros familiares de mi padre en situaciones de mayor precarizad de varios tipos, atender la invalidez temprana de su primera hija y la crianza de los hijos de esta, y a la hija de una sobrina de mi padre al mismo tiempo y aun dar apoyo a personas adultas con dificultades económicas o enfermas, incluyendo mi abuelo y otros parientes, sin asomos de inconformidad o negligencia y si con gran amor, dedicación, nobleza y abnegación y ahora en su ocaso aún le dedica también su tiempo a nuestro Dios.

No es la propia naturaleza del diamante con sus bellos reflejos, ni el brillo dorado del oro, del platino o de la plata, ni los colores rutilantes de las joyas las que le dan su precio, éste lo impone el reconocimiento de sus cualidades por parte de las personas, al igual que a un pedazo de pan en medio de una hambruna. Tu nobleza tiene el valor que tus congéneres le asignen.



CONCIENCIA LIMPIA

Quien nada debe nada teme, mantén tu conciencia limpia y podrás dormir tranquilo, con esos refranes podemos sintetizar lo que queremos entender por conciencia limpia; y es que el ser humano aunque parezca esto una fantasía, como parte de ese aliento divino del que el creador nos dotó tenemos en lo recóndito de nuestro espíritu una especie de alarma o guarda que nos pone en alerta cuando estamos haciendo cosas contraviniendo las reglas de la convivencia en todo nivel, y aunque esa percepción naturalmente esta dentro de nuestro interior, no hay duda que en momentos determinados de nuestra vida afloran para hacernos sentir mal o para hacernos sentir satisfechos de lo realizado al margen de lo que la fé o la sociedad impongan como premio o castigo para nuestras actuaciones, la conciencia ejerce una presión para que las personas busquemos la forma de mantenerla tranquila y limpia.

Por ello no es raro encontrar historias personales que reflejan verdaderos infiernos, los cuales para quienes los sufren no tienen ningún remedio o tranquilidad; y aún y cuando gocen de la libertad, se hallen sumergidos en abundancia y opulencia y tengan las más grandes garantías de no encontrarse solos, la vida se vuelve un martirio sofocante y restrictivo; gracias a Dios son muchas más las de personas que sin importar vivir en condiciones precarias, con muchas limitaciones y aun en soledad viven una vida de paz hasta el final de sus días.

Vivía un hombre pobre en una pequeña villa y todos los días rezaba a Dios para que le enviara una señal para encontrar un tesoro que le permitiera salir de aquella miseria y disfrutar de la vida; una noche después de hacer la petición soñó que una voz le decía que al día siguiente un fraile pasaría por su casa le pediría de comer y luego le daría el tesoro pedido; se levanto temprano y espero al fraile, efectivamente este paso, le pidió de comer y al terminar el hombre le contó su sueño y le pidió el tesoro que en el sueño se le había prometido, el fraile hurgo en las bolsas de su habito y entre otras cosas saco una gran piedra reluciente y le dijo: - Toma este debe ser, parece que es un diamante, ayer lo encontré en un arroyo cerca de la colina, luego de agradecerle por la comida se despidió y partió tranquilamente.

Esa noche el pobre hombre no pudo dormir por el miedo de perder la joya y pensando “ Esta casa no es segura, cualquiera puede entrar y robar mi tesoro, yo no tengo ni la fuerza para detener a alguien en mis mismas condiciones y no puedo reforzarla porque no tengo dinero para hacerlo, para tener dinero tengo que vender la joya y en este pobre poblado no encontraré nadie que pueda darme ni siquiera una décima parte de su valor, si viajo a otro lugar a buscar comprador lo más probable es que en el camino me asalten y hasta que me golpeen”.

Al día siguiente, una vez medio había aclarado, aun somnoliento salió apresuradamente por el camino que el monje había tomado el día anterior, varias horas después lo encontró meditando tranquilamente a la orilla de una poza de transparentes aguas donde pululaban mariposas y libélulas, en su cara se apreciaban una paz profunda, una tranquilidad inquembrantable y una placidez embriagante.

“Toma, le dijo- Vengo a devolverte el diamante- jadeo el hombre, - me di cuenta de que este no es el tesoro que yo busco, el que yo busco es ese que tu tienes dentro, que te permite sin sufrimiento, despegarte de tan preciosa joya.

TOMA EL CONTROL DE TU VIDA, MEDITA Y CONTROLA LA IRA

Podría ser que la palabra meditar de entrada nos resulte demasiado sofisticada, compleja o profunda y se nos venga a la mente que esa actividad este mas asociada con elevados personajes de la historia espiritual y filosófica de los pueblos mas sabios y que a una persona común eso le significaría iniciar un proceso de purificación moral y otras cosas más, sin embargo nada más inexacto, ya que la meditación es algo tan simple que muchos hemos pasado por momentos en que de repente alguien nos dice “¿estas ido?” y ocurre realmente que hemos entrado en algún proceso de análisis repentino de una situación cuyo resultado o fue realmente satisfactorio o nos dio algún inconveniente. La vida cotidiana sin duda alguna esta llena de tantas acciones que mucha de ellas nos llevan a hacer estas reflexiones y con mucha más frecuencia cuando son acciones cuyos resultados nos afectan en cuanto a lograr más o menos comodidad material inmediata y con menos frecuencia cuando se trata de acciones cuyos resultados afectan nuestros planes y objetivos personales, para lo cual tenemos las excusas que nos permiten obviar el análisis con un simple adjetivo de la suerte. Cuando menciono la palabra meditar entonces no estoy insinuando que nos vamos a sumir en procesos de profundidad cognoscitiva espiritual, científica, filosófica o social como algunos sabios que dicho sea de paso adquirieron esa notoriedad precisamente por su tendencia metódica a meditar, sino a esa necesidad humana común a revisar lo actuado, lo que nos lleva a de alguna manera tener el control mismo de nuestra vida en la medida en que esta sirva para hacer las correcciones necesarias para alcanzar nuestros fines materiales y personales.
Por tanto mi sugerencia para todos los jóvenes y jovencitas es tómense diariamente unos minutos de su hermoso tiempo para meditar, hacer un análisis sencillo y breve de sus acciones del día, principalmente aquellas que les hayan sido agradables o desagradables, en todos los ámbitos de tu vida, para mejorarlas o para que no vuelvan a ocurrir e igualmente para eliminar aquellas que ciertamente no tienen importancia para el logro de tus sueños. En esencia meditar es darte un tiempito cada día, de preferencia antes de dormir, para revisar tus logros y fracasos y proponerte medidas de mejoramiento, valorar lo realmente importante para tu satisfacción y eliminar lo intrascendente y fortalecer tu autoestima realizando un balance conciente de tus avances.
Sin embargo la meditación no es exclusivamente recomendable para relanzar nuestros pasos hacia nuestro sueño, también es importante para solucionar crisis de acción en momentos imprevistos, las relaciones interpersonales con frecuencia nos acarrean conflictos que podrían concluir con acciones que nos dejen un mal sabor por nuestra manera de enfrentarlos o por los daños colaterales; en estos momentos es recomendable antes de tomar una decisión hacer un respiro profundo hasta la cuenta de diez, realizar una meditación objetiva y rápida de la situación y actuar con mesura, pero nunca permitas que la ira sea quien se imponga, precisamente la meditación te lleva al pedestal de los sabios cuando eres Tu el que tiene el control en tu vida.

EL QUE NO OYE CONSEJOS NO LLEGA A VIEJO.

Finalmente y con la intención de no cansarte con tanta letanía quiero inducirte a que escuches la voz del mundo, supongo que no creerás que las cosas existentes tanto físicas como ideológicas han surgido de la noche a la mañana como por encanto; aun las mas duras como el diamante y los metales preciosos han pasado por todo un proceso de formación y constitución, lo mismo ocurre con la humanidad su desarrollo ha seguido todo un proceso de experiencias acumuladas que han venido a darnos comodidades y sufrimientos dependiendo de cómo apliquemos esa experiencia.

La Biblia, ese libro sagrado para muchos de nosotros y un gran tesoro cultural para otros recoge toda la sabiduría divina, que ha sido proporcionada al ser humano para hacerle feliz su estadía en este mundo, sin embargo no todos entendemos que en ella se acumula toda una experiencia que si fuésemos capaces de entenderla y ponerla en practica no tendríamos de que quejarnos.
En esencia la Biblia contiene una infinita cantidad de consejos que por los siglos de los siglos continúan teniendo validez, es una recopilación de gran cantidad de experiencias por las que nuestros ancestros han pasado y que ha manera de delicadas advertencias nos las han dejado escritas para nuestra conveniencia.

El que no oye consejos no llega a viejo, reza el refrán, y espero estarán de acuerdo conmigo en que todos los días habrá alguna persona que ha sufrido la consecuencia de haber hecho algo que no le salio bien, de allí que su experiencia puede formar parte de un consejo para otros que emprendan la misma actividad.

Recuerdo un chistecito que me contaron al respecto y que me parece viene al caso aunque se trate de una caricatura. Estaba una ranita jugando a la orilla de una carretera en construcción y su mamá que se encontraba un tanto retirada pero pendiente de ella constantemente le decía – ranita , ten cuidado con la aplanadora, la ranita poco caso le hacia y saltaba y saltaba, mientras su madre – Ranita, hija ten cuidado con la aplanadora-, la ranita replicó -¿Cual aplana…, ¡plash….

Que no te pase lo de la ranita, escucha los consejos del alma del mundo que es la de los viejos, analízalos y en lo concerniente sácales ventaja para tu provecho. Éxito y Buen provecho.

AGRADECIMIENTOS.

Agradezco de antemano a quienes me proporcionaron sus experiencias directa e indirectamente y a quienes me hayan dado un poco de su tiempo para leer esta guía de reflexión y entretenimiento y mucho más a quienes lo hayan considerado como algo que valió la pena leer. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada